Mindfulness

“La meditación es la única actividad intencional y sistemática humana que, en el fondo, no trata de mejorarse a uno mismo ni conseguir nada, sino simplemente para darse cuenta de lo que ya está.”

Jon Kabat-Zinn

   En la búsqueda de cómo utilizar la sabiduría del cuerpo y la mente (con disciplinas como la Posturología Clínica, Pilates, Yoga…) para el desarrollo integral de la persona, encuentro en mindfulness una válida herramienta psico-educativa para el desarrollo personal para afrontar el estrés, el dolor y la enfermedad y no olvidar el placer de solamente vivir. Interesado en su aprendizaje me formé en la Universidad de Zaragoza, donde se implantó por primera vez un máster universitario en Mindfulness y, fascinado con los recursos que ofrece, sigo formándome, indagando en la tradición en la que se inspira y en las neurociencias que lo avalan.

¿Qué es Mindfulness?

    Se traduce del inglés como “atención plena” o “consciencia plena” y que describe una cualidad de la mente humana que todos poseemos: la capacidad de estar atento y consciente, en la experiencia del momento presente, con aceptación, curiosidad y sin juzgar o reaccionar.

    La mente humana divaga de forma natural. A menudo solemos darle vueltas a nuestras pérdidas, problemas, retos… Además, vivimos en una sociedad en la que lo habitual es realizar múltiples tareas a la vez lo que nos hace estar en “piloto automático” y con una elevada falta de atención de los procesos del presente.

    Podemos ver varios ejemplos de falta de mindfulness en un día cualquiera y que nos podemos ver representados: 

«En nuestro frenesí diario todos pensamos demasiado, deseamos demasiado, exigimos demasiado y olvidamos el placer de simplemente vivir”

Eckhart tolle

¿Qué beneficios aporta?

    Se relaciona significativamente con indicadores de salud y bienestar psicológico, como: mayor satisfacción personal, mayor vitalidad y mayor calidad de vida. También ha demostrado su eficacia en la prevención y tratamiento de la depresión, ansiedad, trastorno obsesivo, trastornos de conducta alimentaria o adicciones. Se relaciona de forma positiva con otros tratamientos para el cáncer, dolor crónico, enfermedades cardiovasculares, etc. Se está usando con éxito en el mundo laboral para prevención y tratamiento del estrés laboral y de problemas como el síndrome del profesional quemado. Se está empleando para mejorar los rendimientos deportivos e introduciendo en todos los niveles de la educación para el desarrollo de la atención (es útil en el trastorno por déficit de atención e hiperactividad) y para aumentar la inteligencia emocional.

“No se puede detener las olas, pero se puede aprender a surfearlas.” ​

Jon Kabat-Zinn

¿Para quién es Mindfulness?

    El Mindfulness es beneficioso para personas de ámbitos muy diferentes por la gran cantidad de ventajas que conlleva su práctica. Así, la técnica de Mindfulness es recomendable para profesionales de la salud, profesionales de la educación, estudiantes y padres de alumnos, trabajadores y empresarios, personas con alguna enfermedad física o mental, personas interesadas en la mejora de su bienestar personal y, también, para deportistas.

Para el público en general

    Mindfulness es útil para cualquier persona independientemente de su edad, sexo, nivel cultural, actividad profesional o creencia religiosa. Permite experimentar de forma más satisfactoria el día a día y manejar mejor las situaciones conflictivas que aparecen.

    Atendiendo al público interesado en su crecimiento personal o en la mejora de su bienestar personal, Mindfulness es una herramienta eficaz para:

“La meditación no es una evasión; es un encuentro sereno con la realidad.”​​

Thích Nhất Hạnh​

Ciencia y Mindfulness

    La investigación sobre Mindfulness se ha multiplicado en los últimos años. Ha proporcionado toda una revolución de estudios científicos debido al éxito que ha tenido en diferentes áreas demostrando gran evidencia en la mejora de nuestra salud por medio de la neuroplasticidad cerebral, es decir, de los cambios que produce en el cerebro y que se pueden observar por estudios de neuroimagen.

    Se considera que los cuatro mecanismos de acción del mindfulness son (Hözel y cols.,2001):

Como recibir más información

Pilates Avila